La invención del futbolín se atribuye a un español, Alejandro Finisterre, mientras se recuperaba de sus heridas causadas por la Guerra Civil Española en un hospital de Barcelona.

Alejandro quiso hacer más amenos y divertidos los días de todas aquellas personas que como él, no iban a poder correr detrás de una bola por sus heridas de guerra, principalmente a jóvenes y niños.

No sabemos si por esta razón, el futbolín siempre ha tenido una gran acogida entre el público joven. Provoca grandes emociones cuando introducen la bola en la portería contraria, y alguna que otra riña también. Es perfecto para disfrutar con amigos, e incluso hacerlos en ese mismo momento disputando una gran partida.

Siempre ha ocupado un lugar distinguido en los establecimientos españoles por ello, no debes de desaprovechar la oportunidad de disponer de uno de nuestros futbolines en tu local.

Disponible con o sin lámpara, nuestro Futbolín Presas 2000 Competicion es el ideal para distraer a la clientela mientras toman sus consumiciones.

 

Además, también disponemos del Futbolín Sam Tecno, impuesto para disputar los Campeonatos de España por ser el más respetado por los especialistas. Fabricado por SAM, el futbolín tecno destaca por su resistencia y atractivo.

Organizamos campeonatos propios y todos aquellos clientes que lo deseen, podrán realizar equipos y formar parte de campeonatos de futbolín a nivel nacional.

No te preocupes del mantenimiento, nosotros nos encargamos de todo.